PERICIA JUDICIAL EXCON-ART

CRIMINALÍSTICA FORENSE - PERITOS JUDICIALES

Trastornos alimentarios, adolescencia y grafodiagnosis

¿Qué es un trastorno alimentario?
Los trastornos alimentarios son enfermedades que se manifiestan a través de la conducta alimentaria y que presentan una gran variedad de síntomas. Sin embargo, mantienen algunas características comunes, como son la obsesión por el peso y la sobrevaloración de la importancia de la imagen corporal.

Cuando hablamos de trastornos relativamente conocidos, como la anorexia o la bulimia, debemos tener claro que se trata de enfermedades que aunque se manifiestan ligadas a una determinada conducta alimentaria son muy complejas y están vinculadas a una profunda alteración o distorsión de la imagen corporal que la persona afectada tiene de sí misma.


¿Qué puede desencadenar un trastorno alimentario?
Enumerando los factores que pueden provocar el desarrollo de un trastorno alimentario, nos encontramos con:

  • Factores biológicos: hay estudios que indican que niveles anormales de determinados componentes químicos en el cerebro predisponen a algunas personas a sufrir de ansiedad, estrés, comportamientos y pensamientos compulsivos. Estas personas son más vulnerables a sufrir un trastorno alimenticio.
  • Factores psicológicos: las personas con trastornos alimentarios tienden a tener expectativas no realistas de sí mismos y de las demás personas. A pesar de conseguir el éxito académico o laboral se sienten incapaces, ineptos, etc. No tienen sentido de identidad, por eso tratan de tomar control de su vida y muchas veces se enfocan en la apariencia física para obtener ese control.
  • Factores familiares: personas con familias excesivamente protectoras, inflexibles e ineficaces para resolver problemas son más proclives a desarrollar estos trastornos. Muchas veces no demuestran sus sentimientos y tienen grandes expectativas de éxito. Los niños aprenden a no demostrar sus sentimientos, ansiedades, dudas, etc., y toman el control por medio del peso y la comida.
  • Factores sociales: los medios de comunicación asocian lo bueno con la belleza física y lo malo con la imperfección física. Las personas populares, exitosas, inteligentes y admiradas son personas con el cuerpo perfecto, mientras que las personas que no son delgadas se asocian con el fracaso.
Manuscrito generado por una enferma de anorexia
¿Cuáles son los trastornos alimentarios más comunes?
  • Bulimia: la persona afectada por bulimia sufrirá fases de enorme voracidad seguidas por episodios de ayuno intensivo, vómitos provocados o empleo de laxantes para facilitar la ingesta excesiva. En este tipo de patologías es frecuente la aparición de sentimientos depresivos, fases de enorme ansiedad y una gran culpabilidad por no ser capaz de contener sus impulsos.
  • Anorexia: caracterizada por una desproporcionada pérdida de peso provocada por el seguimiento de estrictas dietas, el mantenimiento de una excesiva actividad física y con frecuencia la realización de actividades purgativas (vómitos, empleo de laxantes, etc.). En este tipo de patologías es frecuente la excesiva preocupación por los alimentos y sus propiedades calóricas, el nerviosismo por comer en presencia de otros, el empleo de dietas bajas en hidratos de carbono y grasas. Los enfermos de anorexia suelen recurrir al engaño para disimular su comportamiento.
  • Vigorexia: trastorno en el que se manifiesta una excesiva preocupación por el físico así como una percepción distorsionada de la imagen corporal. Esto puede llevar tanto a la realización de ingestas compulsivas para intentar ganar peso al sentirse excesivamente delgado como al mantenimiento de una excesiva actividad física para conseguir aumentar la masa muscular. Con frecuencia recurren a dietas hipercalóricas, basadas en proteínas e hidratos de carbono. Como en todos los trastornos de la imagen corporal, el comportamiento obsesivo es una de las principales características.
  • Hay otras patologías menos frecuentes asociadas a los trastornos alimentarios como son la megarexia, la ortorexia, la diabulimia, etc.
¿Cuáles son los síntomas de los trastornos alimentarios?
Algunos de los síntomas que se manifiestan con estas patologías son pérdida excesiva de peso (llegando a alcanzarse índices de masa corporal inferiores a 18 en personas adultas), alteraciones hormonales, alteraciones metabólicas, problemas cardíacos, alteraciones en el sistema inmunitario, pérdida excesiva de cabello, desmayos, ansiedad, trastornos obsesivos, problemas de garganta y boca (provocados por el vómito), etc.

¿Qué papel juega la Psicografología en los trastornos alimentarios?

La escritura es un proceso sumamente complejo, en el que interviene de forma directa tanto el cerebro como el sistema nervioso.

No escribe la mano, escribe el cerebro y los rasgos internos de la persona que realiza un escrito son muy difíciles de camuflar o esconder. En la letra se manifiestan muchas de nuestras características, tanto a nivel de personalidad como de estado de ánimo y patologías. Por ello la Grafología se emplea de forma rutinaria en sectores tan diversos como el ámbito judicial, recursos humanos, sector sanitario, etc.

Muchos trastornos alimentarios se producen en adolescentes y es frecuente que los padres detecten cambios en su conducta, vean la excesiva pérdida de peso, pero no sepan determinar si están ante un verdadero problema de salud (como es el caso de un trastorno alimentario) o ante las modificaciones conductuales propias de la edad.

Una de las grandes ventajas del empleo de la Psicografología es su discreción, que unida a su alta fiabilidad hace que un padre o tutor que considere que uno de sus hijos pueda estar sufriendo cualquiera de estas patologías tenga la posibilidad de solicitar un estudio y valoración sobre un texto manuscrito realizado por la persona a evaluar (es frecuente el uso de apuntes escolares, agendas, etc.).

Tras el análisis del texto manuscrito y en menos de 48 horas se emitirá un informe. En caso de mostrar los rasgos compatibles con un trastorno alimentario serán derivados a los profesionales sanitarios que deberán proceder a su valoración y tratamiento.

¿Qué rasgos grafológicos suelen presentar los enfermos con trastornos alimentarios?
Algunos de los rasgos grafológicos más comunes presentes en este tipo de patologías son: escritura regresiva, adosada (pudiendo llegar a ser muy adosada), jambas cortas, no ligadas, inclinación variable, etc.

Nuestro software específico EXCON GRAFODIAG (con más de doscientos puntos de control) permite auxiliar al profesional a la hora de determinar si la escritura puede presentar rasgos característicos de trastornos alimentarios.


Contacte con nosotros llamando al teléfono 644 030 145  o escribiéndonos desde nuestro apartado de CONTACTO