PERICIA JUDICIAL EXCON-ART

CRIMINALÍSTICA FORENSE - PERITOS JUDICIALES

Serial Killers: lo que sus trazos esconden

Uno de los campos clásicos del Grafoanálisis es la evaluación pericial de asuntos relacionados con crímenes. De la escritura de los criminales podemos extraer rasgos psicológicos que en muchos casos serían difíciles de obtener de otra forma.
Jack el Destripador

Desde hace mucho tiempo los asesinos en serie o serial killers son objeto de estudio. Se analizan las causas que mueven a un individuo a perpetrar los más horribles crímenes de forma reiterada.

Definimos a un asesino en serie como aquel que ha perpetrado al menos tres asesinatos en un periodo superior a los treinta días y cuya motivación para la comisión de tales actos es principalmente buscar la gratificación psicológica que le produce dicha actividad.

Rasgos Psicológicos
Muchos de los asesinos en serie presentan un pasado problemático, con frecuencia han sido víctimas de malos tratos o abusos en la infancia (físicos o psicológicos). Es también habitual que exista una relación entre los abusos recibidos y los crímenes por ellos cometidos.
Harrison Graham: 7 asesinatos
Para entender a un asesino en serie es clave su capacidad para fantasear sobre el acto del asesinato. Con frecuencia sueñan compulsivamente con el sometimiento, la dominación, el maltrato. En la mayor parte de casos disfrutan nutriéndose de historias relacionadas con el sadismo, las violaciones, las torturas y los crímenes.
Algunos rasgos clave pueden apreciarse en su infancia, considerándose signos de alerta:
  • La piromanía
  • La crueldad hacia los animales
  • La enuresis o presencia de micciones incontroladas a partir de la edad normal en que los niños superan tal comportamiento
Se considera que cuando el asesino en serie comienza con su actividad criminal no es frecuente que pueda frenarla, no consigue dominar sus impulsos homicidas.
William Suff: 22 asesinatos

El FBI categorizó a los asesinos en serie en dos tipos:
  • Organizados: normalmente tienen un cociente intelectual superior a la media. Planifican sus crímenes muy metódicamente lo cual hace que puedan tardar mucho tiempo en realizar un asesinato. Suelen secuestrar a las víctimas tras ganar su confianza, matándolas en un sitio distinto al que emplean para deshacerse del cuerpo. Ayudados por su gran inteligencia engañan a sus víctimas, perseveran en su tarea de forma metódica durante mucho tiempo. Finalmente logran su objetivo: hacer daño físico, provocar sufrimiento y finalmente la muerte. Este subtipo de serial killers conocen bien la ciencia forense, suelen seguir minuciosamente la repercusión mediática de sus actos, viendo su obra como un proyecto. Suelen ser muy sociables y con frecuencia tienen un organizado entorno familiar, en el que nadie sospecha de ellos.
  • Desorganizados: con bajos cocientes intelectuales actúan de forma impulsiva. El asesino en serie organizado sale a cazar a la víctima mientras el desorganizado aprovechará la ocasión que se le presente. Suelen cometer ataques sorpresa y no emplean grandes esfuerzos en deshacerse del cuerpo, dejándolo en el emplazamiento donde cometieron el ataque. Con frecuencia ejecutan rituales post mórtem (mutilaciones, canibalismo, necrofilia, etc.). A diferencia de los organizados, suelen ser personas asociales, vistos por su entorno como "personas raras".

Grafología y asesinos en serie
Muchos de los rasgos grafológicos de los asesinos en serie coinciden con los apreciados como grafopatológicos. Algunos de los más frecuentes e importantes son:
  • Escritura tensa
  • Gran presión escritural
  • Bruscos ángulos y torsiones escriturales
  • En ocasiones combinan zonas de gran presión con zonas extremadamente débiles
  • Enlaces angulares
  • Arcadas
  • Comienzos enfáticos
  • Anchura anormal entre palabras, extrema separación o gran proximidad
  • Finales de letra extraños
  • Escritura rítmica, monótona
  • Enfática zona superior
  • Importantes variaciones de altura en las letras
  • Letras divididas anormalmente en trazos separados
  • Puntuación redundante o carencia de la misma
  • Rasgos exagerados
  • Lenta velocidad escritural
  • En ocasiones emplean escritura tipográfica
  • Arpones
  • Rasgos acerados
  • Escritura en mazas que evidencian la posibilidad de descargas violentas
  • Jambas y hampas entrecruzadas, invasivas
  • Jambas extrañas, deformadas, exageradas

Ejemplos

Escritura de Charles Manson
Charles Manson fue detenido tras cometer siete asesinatos en 1969. Su escritura muestra algunos de los principales rasgos esquizoides.

Escritura de Randy Woodfield
Randy Woodfield fue un asesino en serie que a finales de los años 70 se estima que asesinó a unas dieciocho mujeres en la Interestatal 5. Se considera que pudo asesinar a unas cuarenta y cuatro personas. Se aprecian rasgos comunes, líneas horizontales innecesarias, ángulos extraños, tensión gráfica, compulsión, raras barras de las t.

Escritura del Asesino del Zodíaco

El hasta ahora desconocido Asesino del Zodíaco fue responsable de cinco asesinatos a finales de los años 60. Su escritura muestra la mayor parte de los rasgos esquizoides.




Escritura de John Gacy


John Gacy era un hombre casado, involucrado socialmente y reconocido por su entorno. Nadie suponía que esta agradable persona había asesinado al menos a treinta y tres chicos, tras torturarlos brutalmente. Fue condenado a muerte y ejecutado.


Ted Bundy, acusado del rapto, violación y asesinato de más de treinta mujeres (aunque la Policía estima que pudo haber asesinado a cerca de cien), concuerda con el perfil de asesino en serie organizado. Con un nivel formativo superior, siendo un buen estudiante en las Universidades de Tacoma y Washington, donde cursó Psicología y Derecho. Poseía un gran carisma, la gente le miraba con una mezcla de respeto y temor. Comenzó su actividad como asesino en serie en 1974 con el asesinato de Lynda Ann. Su actividad como asesino perduró durante los años 74 y 75. Tras fugarse en dos ocasiones volvió a asesinar, volviendo a ser detenido en 1978.

Decidió defenderse a sí mismo, en su condición de abogado. Intentó posponer su ejecución a base de ir dando información a las autoridades sobre dónde había ocultado restos de sus múltiples víctimas. Finalmente murió electrocutado en la silla eléctrica en 1989. Fue diagnosticado como un maníaco-depresivo que cometía sus asesinatos en las fases depresivas. En los exámenes psiquiátricos efectuados durante su permanencia en prisión relató los abusos que había sufrido por parte de su abuelo durante su infancia.

Escritura de Ted Bundy

Su grafía reúne muchas de las características indicadas para este tipo de criminales. Puede apreciarse entre otras características el desorden general, las desproporcionadas letras iniciales, la separación entre palabras, las desmesuradas jambas, las grandes barras de las t, los marcados guiones de arranque, así como la marcada invasión interlineal.


Contacte con nosotros llamando al teléfono 644 030 145  o escribiéndonos desde nuestro apartado de CONTACTO